Tipos de cerraduras

Hay muchos tipos de cerraduras diferentes, por lo que te explicaremos una a una que diferencia y que elección tomar.

Cerraduras multipunto es una variedad muy segura, ya que tiene diferentes puntos de anclaje de la cerradura, eso depende del modelo que tenga más o menos. Gracias a su instalación fijada al marco es un modelo que evita que el ladrón use el sistema de apalancamiento. Es una variedad que se instala sobre todo en puertas acorazadas, macizas o blindadas.

Las cerraduras tubulares son cerraduras que se pueden cerrar desde dentro con solo pulsar un botón, perfectas para las habitaciones y baños.

Las cerraduras de sobreponer suelen ser puestas en puertas exteriores, en la parte superior de viviendas. Aunque este tipo de cerraduras deben tener medidas de seguridad anti palanca.

Las cerraduras empotradas son muy comunes en la gran mayoría de viviendas. Suele ir acompañada de otras cerraduras para obtener más seguridad. Estas cerraduras van empotradas en la puerta, se suele instalar en puertas exteriores de madera y puertas metálicas. Funcionan con llave y es importante conocer y pueden ser abiertas con el método bumping.

Las cerraduras cilíndricas son muy conocidas por estar en la entrada de la vivienda, como portales y puertas de acceso. Funcionan con llave y si son muy modernas pueden ir con la tecnología anti bumping.

Las cerraduras digitales son las más modernas, aunque no se suelen encontrar en viviendas, ya que suelen ponerse sobre todo para garajes e incluso lugares públicos y hoteles. Estas puertas sobre todo se abren con tarjeta, incluso hay sistema de códigos digitales o huella dactilar.

Las cerraduras de gorjas o Borjas es una variedad que hasta hace poco eran de las más seguras del mercado, pero con el tiempo han pasado un poco al olvido ya que cada vez son más fáciles de abrir.

Las cerraduras invisibles es una cerradura de las más complicadas, ya que se abren y se cierran a través de un mando a distancia, además, para aumentar la seguridad de tu hogar o negocio estos códigos se actualizan con cada uso, así no se pueden hackear los códigos nunca.